El País: Mucho ruido, pocas nueces

Una de las claves para entender la Fórmula 1 está en el uso de tapones para los oídos. Y es que, mucho ruido para tan pocas nueces. Bueno al tajo. Tajo: la fiesta oficial Valencia Street Circuit que se celebró el sábado en los Jardines del Real. La fiesta se exponía al riesgo de ser leída, pues, como un excéntrico ejercicio de vanityfairismo dejando fuera de cuadro su condición de premeditada cap-i-casal. Y fue más de lo mismo. Aquello se convirtió en un gigantesco paddock de las más diversas carrocerías. Congregación bárbara de celebrities exportadas a base de talonario, políticos del PP -convertidos ya en una suerte de nobleza valenciana ecuménica-, empresarios relacionados con la cosa, deportistas despistados, periodistas con cara de qué-buenos-son-que-nos-llevan-de-excursión, modelos de diversa fortuna, el pack de diseñadores excluyentes, y algún personaje de película serie Z. Verbigracia: todos juntos por la F-1.

leer más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: